¿Como eliminar hierro y manganeso del agua?

Categorías

El problema de la presencia de hierro y manganeso en el agua

La presencia de hierro y manganeso en agua  es cada vez más común en aguas de origen subterráneo y superficial, generando un problema  para su consumo como agua potable  y para su utilización de agua de riego, superando a menudo los límites que impone la administración para su utilización.

Tanto el hierro como el manganeso son compuestos de características similares que provocan los mismos efectos adversos sobre el cuerpo humano,  manchas rojas en las superficies que tengan contacto con  este tipo de agua y problemas a medio  plazo en maquinaria y electrodomésticos.

Al ser muy común la presencia de uno o ambos compuestos en  el agua a tratar es necesario utilizar tecnologías que sean capaces de tratar ambos compuestos de una forma eficiente y con el mínimo coste.

Origen del hierro y el manganeso en el agua

Su presencia está directamente relacionada con el paso del agua y su contacto en rocas, minerales y materiales que contengan trazas o grandes cantidades de hierro y manganeso. Esta tiempo de contacto entre el agua y la superficie con hierro hace que este pase al agua en forma disuelta  y la acompañe hasta los lugar de captación por el ser humano.

Para confirmar la presencia de hierro, manganeso y otros metales en agua  el método más eficiente  es realizar una analítica completa del agua a tratar, con esto se  consigue por un lado conocer los problemas principales del agua a tratar  y por otro establecer el pretratamiento más adecuado.

Es importante realizar la captación del agua del pozo de la parte intermedia donde tendremos valores medios de hierro. Es necesario tener especial atención a  pozos  o lugares donde  existan  condiciones insuficientes de oxígeno en el agua, generando   bacterias basadas en hierro y manganeso y añadiendo un problema adicional al tratamiento del agua a potabilizar. En este caso siempre se recomienda una oxidación a la entrada del filtro para separar el hierro y manganeso del agua  con el objetivo de favorecer a la reducción total del hierro y bacterias a valores mínimos.

Métodos para eliminar hierro y manganeso del agua potable

Existen distintos métodos  para tratar el hierro y manganeso del agua,  el principal sistema que a demostrado tener el mayor rendimiento con una mínima inversión y mantenimiento son los filtros desferrizadores.

Dentro de estos sistemas antiguamente existían  los filtros para reducir hierro mediante pirolusita, que alcanzaban valores  aceptables de eliminación de hierro y manganeso comenzando a tener problemas de reducción para cantidades superiores a 0.5 ppm.

En la actualidad el mejor equipo de filtración   para el tratamiento de estos compuestos  son los que disponen de un medio filtrante con base Clinoptilolita recubierto con una capa de dióxido de manganeso, alcanzando rendimientos de reducción óptimos con cantidades de hasta 10 ppm de hierro y manganeso disueltos en agua.

Estos últimos filtros  industriales han demostrados ser los más eficientes  para el tratamiento del hierro en aguas de pozos, ríos y lagos.

Existen sistemas de filtración para un amplio rango de caudales que abarcan aguas industriales, municipales, comerciales y domésticas.

Si desean recibir más información  sobre esta tecnología puede contactar con IMA WATER  en el teléfono 965 592 871 o en el email ima@plantasdeosmosis.com

Compartir: