Como eliminar la dureza del agua mediante plantas de ósmosis inversa

Categorías

Utilizar una planta de ósmosis inversa para eliminar dureza del agua.

Durante varios años se han utilizado sistemas descalcificadores para la reducción de la dureza de aguas industriales para su posterior utilización en el proceso de fabricación del producto. 

Los descalcificadores actuales dan graves problemas de vertido durante las regeneraciones con sal que realizan, vertiendo periódicamente aguas salobres altamente toxicas que están terminantemente prohibidas para su vertido industria. 

Con el desarrollo de la tecnología y el aumento del control medioambiental de agua por parte de la administración las plantas de ósmosis inversa se utilizan cada vez de forma más común para eliminar dureza del agua de forma sencilla y automatizada, sin necesidades de controlar la regeneración de sales y la renovación del relleno de la resina de los descalcificadores.

No obstante, la sustitución o la instalación de una planta ósmosis inversa frente a un sistema de descalcificación tiene un amplio número de ventajas:

  • La planta de ósmosis elimina la dureza del agua sin necesidad de resinas y regeneración de sales.
  • El rechazo de las plantas de ósmosis para industria suele ser un rechazo constante del 20-25% del agua de entrada, saliendo esta con un ligero aumento de sales y cumpliendo con la legislación al contrario que las regeneraciones periódicas de los descalcificadores.
  • Las instalaciones de ósmosis inversa no solo reducen la dureza del agua, también elimina el resto de sales y compuestos nocivos de la misma como virus, bacterias y contaminantes orgánicos. De este modo se obtiene un agua de alta pureza que favorecer a la actividad de la industria al no tener compuestos que puedan influir en ella.
  • El proceso de tratamiento por membranas no tiene ningún tipo de repuesto ni producto regenerante obligatorios.
  • Para procesos de tratamiento de aguas de red y pozo la vida útil de las membranas de ósmosis suele estar entre 3-5 años, otorgando a la empresa un margen importante para la amortización de la tecnología.

Por su puesto desde nuestra empresa queremos proporcionar al cliente las valoraciones más reales posibles para que pueda tomar la mejor decisión para su empresa, por lo tanto, ahora pasaremos a enumerar algunas de las ventajas principales de los sistemas descalcificadores con respecto a los tratamientos de osmosis inversa.

  • El coste de inversión es menor. Los equipos de membranas eliminan no solo dureza si no también el resto de sales y componentes del agua lo que les da un mayor coste de inversión en la instalación.
  • El espacio necesario para la colocación de los descalificadores suele ser hasta un 50% menor que las plantas de ósmosis inversa, al necesitar estas últimas un espacio superior para la colocación de las membranas.

La elección del tratamiento del agua en la industria vendrá dada por un estudio de características, caudales y origen de la misma por parte de una empresa experta en tratamientos de agua industriales.

En base a estos datos se seleccionará la opción más eficiente que trate de favorecer no solo al tratamiento de la dureza del agua, también se debe tener en cuenta el residuo derivado del proceso y los productos de mantenimiento y repuestos para valorar la mejor solución a futuro.

 

Compartir: